La importancia de éste territorio

¿PORQUE ES TAN IMPORTANTE LA CONSERVACION DE LOS BOSQUES Y DE ESTE TERRITORIO?

El corredor fronterizo Sur Colombiano es una de las regiones con mayor diversidad biológica y cultural en el planeta. Es también un espacio geopolítico vital para el equilibrio climático global y la integración económica en Sur América.

Ésta región ha sido ya profundamente deforestada alrededor de las 4 municipalidades del Valle de Sibundoy y la carretera de acceso hacia Nariño y el pie de monte Amazónico lo cual suma unas 48.000 hectáreas deforestadas y en proceso de erosión.

Las otras 110.000 hectáreas se han mantenido en un buen estado de conservación, formando extensos corredores de ecosistemas naturales remanentes que a  pesar de no ser intervenidos no cuentan con una figura oficial de conservación que los proteja a perpetuidad.

Esta es la franja mas húmeda en toda la vertiente oriental de los Andes en Colombia con reportes de hasta 8.000 mm de precipitación anuales. Contando con lluvias y temperaturas constantes durante todo el año.

Éste ecosistema es continuo hacia el sur de la cordillera conformando el bosque tropical mas grande del mundo trascendiendo las fronteras de al menos cinco países como lo son (Ecuador, Perú, Colombia, Bolivia y Brasil.

En una hectárea de bosque de niebla en el Alto Putumayo se pueden encontrar hasta 120.000 plantas de orquídeas. En La Reserva Natural La Rejoya (Reserva de la fundación de 300 hectáreas), hay más especies de orquídeas que en todo Norte América con 227 especies registradas versus 160 registradas en Norte América. En un solo árbol de mate o de Pino Colombiano (dos ejemplos de especies nativas) puedes encontrar 60 especies de orquídeas, más especies que en toda Europa.

En los últimos 100 años, miles de ríos se han secado, miles de nacimientos de agua se han contaminado, algunos de forma irreversible. Al proteger estos bosques cuidamos del Rio Putumayo, el cual es en Colombia el tributario más importante del Rio Amazonas la cual es la cuenca hidrográfica más grande del mundo y con tu ayuda, la podemos mantener así.

Del Amazonas a los Andes, se han reportado más de 900 especies de aves. Alrededor de 15 % de estos son especies migratorias. Acá tenemos el Águila más grande del mundo, El Águila Harpía. La región del alto Putumayo es una de las regiones con mayor diversidad ornitológica del mundo.

Muchas especies de pájaros y de mamíferos cazan comida en los “Salados”- lugares sagrados donde encuentran barro para comer. Estos son santuarios naturales los cuales están en peligro de extinción porque estas áreas contienen los materiales mas buscados para la explotación como lo son el oro, el petróleo, el molibdeno etc. Así que empresas multinacionales busca permisos para explotar estos lugares, normalmente de forma ilegal pagándole a expertos locales para que digan que no hay especies importantes en el área a explotar. En este momento hay una concesión de 9.000 hectáreas para explotación por 25 años, la cual hay que parar.

Nuestro territorio tiene bosques continuos desde los 500 m- 4000 m y va desde los Andes hasta que se juntan con la llanura Amazónica. Es por lo tanto un corredor biológico para miles de especies de pájaros, mamíferos como el puma, venados, la danta, anfibios e insectos. Por ejemplo, un puma puede moverse en un día normal 100 km comerse un venado en el páramo y en la tarde ver el atardecer en los planos amazónicos. Es imperativo que tengamos bosques continuos para que los animales puedan completar sus ciclos.

Acá, un árbol es una ciudad completa en la cual podemos encontrar 3.000 plantas como orquideas, bromelias, a la vez serpientes, pájaros, mamíferos, insectos y otras epifitas que viven en armonía con él.

A 20 km de la Reserva Natural La Rejoya, hay un área desértica grande y la única diferencia entre ese desierto y estos bosques de la reserva son las nubes que se forman gracias al bosque y que hacen que llueva. Si se cortan éstos árboles, las nubes no llegarán mas y el desierto se expandirá. Esta reserva natural es un cinturón que para la expansión de la sequía. Si se cortan, se altera la dinámica climática de toda la región.

Cada especie dentro del territorio tiene una función muy importante: los pájaros por ejemplo son importantes para diseminar las semillas como es el caso de los tucanes. Comen frutas y a través de su sistema digestivo se vuelven jardineros de esas semillas. Cuando se afecta el bosque, se acaban las maderas de calidad y se acaba la comida de estos pájaros, así que muchas de estas semillas ya no tienen quien las siembre en el bosque.

Es como una ciudad donde cada uno tiene un trabajo distinto, en el bosque están los diseminadores, los polinizadores, los predadores, los cosechadores, pero probablemente el trabajo mas importante, lo tienen los mas pequeños de todos: los microorganismos. Los hongos mantienen la fertilidad del suelo y ayudan a las plantas a absorber los nutrientes. Una vez se corta el bosque, mueren los hongos, la lluvia se lleva los nutrientes, el ganado erosiona la tierra y los venenos llegan a contaminar el suelo. En unos pocos años así se acaba con algo que se ha formado durante millones de años.

Los microbios y el humus del bosque son los que fijan la mayor parte del carbón y cuando se cortan estos bosques, el CO2 se suelta a la atmósfera. Por cada hectárea que se deforesta, se suelta mas CO2 que una ciudad de 60.000 habitantes por 10 años. Si no queremos mas sequías y otros fenómenos climáticos adversos, debemos preservar los bosques porque estos regulan el clima del planeta entero.

Existen muchas enfermedades raras e incurables para la ciencia moderna y en estos bosques se albergan medicinas y a la vez alimentos, tintes y resinas de gran importancia científica y cultural que pueden salvar la vida de miles de personas.

130.000 KILÓMETROS CUADRADOS DE BOSQUE SE CORTAN O QUEMAN CADA AÑO.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *